El maestro Po de la serie de TV Kung Fu de 1972 es quien llama a su discípulo “pequeño saltamontes” y desde entonces es sinónimo de estudiante inexperto, y es necesario que aprendamos a quedarnos con la mentalidad que un “estudiante inexperto” posee. ¿Por qué? el estudiante tiene la capacidad de mantenerse curioso y con una mente abierta a aprender.

Sin embargo, es necesario quitarnos los estigmas que el ser estudiante conllevan, ya que en muchas ocasiones puede tornarse en sinónimo de no ser capaz o simple y llanamente hacerte sentir como un tonto. Desarraigar estos conceptos erróneos del estudiante no es una tarea fácil sin importar en cual área de nuestra vida lo queramos aplicar, pero se vuelve algo mucho más complejo cuando hablamos de programadores. Para cualquiera que ya trabaje en un ambiente con desarrolladores o que lea nuestros blogposts semanales ya está enterado que el gremio de los desarrolladores alberga a muchos elementos cuyo ego podría llenar el vacío del espacio.

Caer en este error puede ser catastrófico, no solo causando que te vean como un patán sabelotodo sino que también puede hacer que caigas en la trampa de realmente creer que “lo sé todo”. Y a partir de ahí es cuestión de tiempo para que quedes de regreso en cero. La tecnología avanza a pasos salvajemente rápidos. Tanto las herramientas así como lenguajes tienen revisiones casi que anuales en los cuales cambios son incluidos y si no estás pendiente a continuar aprendiendo… te quedarás atrás.

Establece nuevas metas.

Establecer nuevas metas es una buena manera de mantenerse siempre atento a que cosas aprender, la mejor práctica es ponerse metas de acuerdo con el plan de desarrollo profesional que tengas, por ejemplo, si quieres convertirte en desarrollador de aplicaciones en iOS pues Swift es una buena meta para continuar ese desarrollo, pero si ya estas en el lugar donde quieres estar, pues simplemente procura buscar siempre nuevas revisiones de lenguajes o nuevas tecnologías que te pueden servir.

Una mente abierta al cambio o nuevas formas.

Aunque el cambio no es algo fácil para muchas personas, es bueno que siempre tengamos una perspectiva abierta a ello. Desde algo nuevo como una tecnología que se implementa hasta algo muy simple como una manera simplificada de escribir el mismo algoritmo que ves todos los días. El cambio es difícil, pero beneficioso.

Siempre mantente con actitud de estudiante, aunque seas un maestro en lo que haces, así lograrás mucho más de lo que imaginas.

× Available from 09:00 to 18:00 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday